obesidad

La obesidad: una epidemia

La obesidad es una epidemia real en europa y en todo el mundo. A pesar del grado de malnutrición existente en el mundo, según la Organización Mundial de la Salud, la obesidad resulta ser uno de los principales problemas de la llamada “salud pública” en la sociedad del bienestar. Estamos ante una epidemia global que se está extendiendo en muchos países y que puede causar, si no se lleva a cabo una acción inmediata, serios problemas de salud en los próximos años.

Pero…¿qué es la obesidad? La obesidad es una condición caracterizada por la acumulación excesiva de grasa corporal, habitualmente causada por malas dietas y un estilo de vida sedentario. La obesidad y el sobrepeso son condiciones a menudo asociadas a la muerte prematura, y ahora son universalmente reconocidos como factores de riesgo en enfermedades crónicas importantes. A nivel del sistema cardiovascular, como efectos de la obesidad se encuentran a menudo: arteriosclerosis, enfermedades del corazón, hipertensión, enfermedades vasculares cerebrales, enfermedades coronarias, apoplejías y ataques al corazón. A nivel osteo-articular, se puede desarrollar artritis, osteoartritis y otras enfermedades osteo-articulares. En sujetos obesos, hay también una elevada incidencia de desarrollo de ciertos cánceres, especialmente, de estómago, colon, mama, vesícula biliar y endometrio.

A menudo, las personas obesas también desarrollan diabetes mellitus tipo 2, hiperlipidemias, cálculos biliares y problemas metabólicos.

A nivel psicológico, la obesidad puede perturbar completamente la vida de una persona que tiene una baja autoestima, y por tanto se encuentra aislada por los demás. Según las conclusiones de la décima edición de la “Obesity Day” del mes de octubre último, 10ª a 11ª; de los datos presentados por el Instituto de Salud Superior italiano, sólo en Italia el 10% de la población adulta es obesa y aumenta hasta el 15% si hablamos de niños; y los datos continúan aumentando constantemente. El último año en Italia hubo 50.000 muertos por enfermedades relacionadas con la obesidad.

La obesidad infantil continúa aumentando, y según un estudio dirigido en el año 2004 (Hesketh, Wake y Waters), hay una relación entre la baja autoestima y el exceso de peso en niños obesos. El factor alarmante está representado por la persistencia de la obesidad desde la edad infantil a la adulta, resultando en un aumento del riesgo par la salud física y mental.